Home Recetas de Cocina budín de sémola

budín de sémola

by Jesús Peralta
1948 views

El budín de sémola es conocido como el postre más fácil que tiene presencia en la cocina típica de Perú; siendo así, es la mejor opción que toman las madres para preparar una merienda dulce para los niños de la casa. Debido a la popularidad tan característica que enmarca éste plato, lo podrás encontrar de diferentes variedades a lo largo del país y del mundo, donde se agregan más ingredientes como arándanos, almendras, chocolates o alguna esencia de naranja o limón.

Es totalmente sencillo y podrás prepararlo varias veces en un año; además, no necesita de una fecha especial para que una persona lo pueda elaborar. Su reputación radica en que no se necesita tener mucho conocimiento de repostería para realizarlo, sólo sigue la receta al pie de la letra y todo estará listo.

Lo mejor de todo, es que este postre no afecta en ningún momento tu salud, la sémola es conocida como trigo duro que no presenta altos contenido de colesterol, perfecta para mantener sanos a nuestros niños, y a su vez, consentirlos con un postre sabroso. ¿Qué esperas para prepararlo?, ¡sigue leyendo!

Características del Budín de sémola

  • Ingrediente principal: Sémola
  • Tipo de cocina: Origen peruana
  • Tipo de receta: Dulce
  • Tipo de plato: Postre
  • Cantidad de ración: Para 6 personas
  • Calorías: 645 Kcal

 

budín de sémola

Nº de Servicios: 6 Tiempo de Preparación: Tiempo de Cocinado: Valores Nutricionales 545 Calorias por Ración 21 gramos Grasas

INGREDIENTES

Para preparar este delicioso Budín de sémola vas a necesitar:

  • Sémola: 250 gramos, mucho mejor si está fresca
  • Leche: 3 ½ tazas completas, ésta puede ser de cualquier tipo
  • Azúcar: 1¾ taza completa, puede ser blanca o morena (se incluye la cantidad para el caramelo)
  • Limón: 1 cucharada pequeña de su ralladura
  • Margarina: 100 gramos
  • Huevos: 3 unidades, medianos
  • Pasas: ½ taza, preferiblemente frescas

INSTRUCCIONES

¿Cómo preparar el Budín de sémola?

Necesitas ejecutar 4 sencillos pasos para tener listo éste rico postre. ¡Buena suerte!

  1. Comienza hirviendo la leche junto con la mitad del azúcar y un poco de ralladura de limón; es importante que agregues la sémola con mucho cuidado y en forma espolvoreada una vez que ejecutes ésta acción; no puedes dejar de remover con un ritmo constante, y es importante que lo realices con un utensilio de madera.
  2. Déjalo cocinar hasta que vaya espesando poco a poco, y por último, retíralo del fuego.
  3. Agrega el resto de los ingredientes; incorpora las pasas, las yemas de huevos, la margarina, las claras (es importante que éstas se encuentren en el punto de nieve), remueve un poco, no mucho, y déjalo reposar.
  4. En una olla completamente diferente, agrega el resto de la azúcar que te sobró y espera a que se queme para formar el caramelo. Esto se realiza con la finalidad de  acaramelar el envase que vayas a utilizar, éste mismo debe ser un molde en forma de  tubo con una medida de 24 centímetros de diámetro.
  5. Cuando ya tengas todas las partes listas, vuelca la mezcla que hiciste con la sémola en el molde que previamente llenaste de caramelo, espera a que se asiente un poco y llévalo al horno con una temperatura de 175º C-350º F; o si prefieres prepararlo a baño María, debes colocarlo por una hora.
  6. Es importante que esperes a que se enfríe una vez que ya está listo, pues se debe desmoldar cuando se encuentre completamente frío.

Notas

Tienes la opción de incorporar también a la masa unas gotas de esencia de vainilla o de fresa, e incluso puedes añadir ramitas de canela o clavitos de olor para darle un toque diferente al budín. Cada receta puede ser diferente.

¿Hiciste esta receta?
¿Cómo te fue con mis recetas? Etiquétame en Instagram en @PenciDesign.

 

Beneficios de consumir el Budín de sémola

La sémola es un alimento que muchas personas no reconocen a primera vista, incluso no es tan conocido como otros cereales; ella es un componente granulado que se puede extraer de diversos cereales, pero especialmente del trigo, y su ciencia radica en moler el mismo cuando se encuentra duro. Presenta altas concentraciones en las vitaminas del grupo B4, B3 y B9, además de la variedad proteínica que aporta a nuestro organismo; y es importante destacar que es una fuente rica en hidratos de carbono.

Es recomendable que las personas que tengan enfermedades en los huesos o problemas relacionados con la hipertensión o con el colesterol alto, consuman la sémola lo más pronto posible, debido al bajo contenido en sodio que presenta y las grandes cantidades de potasio que aporta, cosa que lo convierten en el remedio perfecto para ellos.

Los huevos son considerados como uno de los alimentos más nutritivos del planeta tierra, ya que son una de las mejores fuentes de proteínas que podrás conseguir. Es importante destacar que contienen colina, éste nutriente no es muy conocido por muchas personas, pero es el encargado de la construcción de membranas celulares y de que nuestro cerebro se encuentre siempre sano. Los últimos estudios afirman que los huevos son el arma secreta para evitar padecer enfermedades que estén relacionadas con el corazón.

También puede que te guste

Leave a Comment