Dieta Hipocalórica

Nutrición Cuerpo 10 2017-02-05 82

En los últimos años muchos especialistas han optado por recomendar la  , la cual está basada en restringir el consumo de calorías siendo la más habitual de las dietas aplicadas para lograr perder peso y no sufrir de efectos secundarios como el llamado rebote (aumento de peso).

Dicho método se basa en lograr un balance de calorías consumidas en comparación a las quemadas en la actividad física diaria, y al reducir la ingesta y quedar por debajo del nivel necesario el cuerpo consume las grasas del tejido adiposo para así perder peso y reducir volumen.

Sin embargo existen contraindicaciones que pueden generarse con esta práctica alimenticia como cardiopatías, accidentes cerebro-vasculares, diabetes, etc.

Vale resaltar que la clave de esta dieta está en superar las 1400 calorías diarias, y dando una muestra en un desayuno la ingesta estaría basada en una taza de café, sumado a 30 gramos de pan, 10 gr. de mantequilla, 25 gr. de queso emmental y 125 gr. de queso fresco bajo en grasas.

Luego en el almuerzo se consumiría zanahorias ralladas junto a 85 gr. de filetes de pollo al limón y brócoli al vapor. El postre sería 300 gr. de melón y yogurt cero % en grasas.

Y en la cena el consumo se basaría en una ensalada de tomates y pepinos, 125 gr. de filete de pollo acompañándolo con 100 gr. de papas al horno, 25 gr. de queso cheddar y 125 de queso fresco.

Reglas esenciales

Al aplicar esta dieta se deben tener en cuenta cinco claves para lograr resultados positivos que permitan la pérdida de peso. El primero de ellos es que deben estar incluidos en un regimen alimenticio productos básicos como hortalizas, carnes rojas con poca cantidad de grasa, así como productos del mar , frutas y vegetales, lácteos descremados y huevos

Mientras que se debe consumir de una manera controlada los llamados carbohidratos complejos como el arroz, pasta, pan y papas  siendo ingeridos en níveles bajos, sumando legumbres que pueden comerse una vez por semanas.

Otra de las sugerencias es realizar cinco porciones diarias de acuerdo a las recomendaciones de expertos en la materia con un desayuno, almuerzo, una ingesta a media tarde, más una merienda y una cena pero ninguna de ella debe ser abundante con una clave ninguna de las porciones puede ser omitida.

En la primera comida del día se deben ingerir pan, tostadas, cereales y galletas, sin dejar algo de fruta así como café, leche baja en grasa o alguna infusión sin azúcar.

Igualmente beber agua es la manera más conveniente para eliminar toxinas, además se debe reducir productos con alto volúmenes de sodio.

También se debe aprovechar todos las potencialidades que sumaría la fruta, y a media mañana es una perfecta opción como un snack o pasapalo. Para el almuerzo y la cena se debe conjugar la mezcla de un vegetal con alguna proteina como cualquier carne blanca o inclusive huevos.

En el postre se puede incorporar una gelatina dietética o yogurt desnatado, sin descuidar que los hidratos complejos deben ser ingeridos con frecuencia semanal y en el almuerzo, en lugar de la cena.

Otro punto es que la última comida del día debe ser más ligera consumiendo alguna proteína como carnes, magras, pescados y huevos combinándolo con vegetales, pero a diferencia del mediodía hay que descartar cualquier tipo de carbohidrato como arroz, pasta, papa y pan.

Además se debe incluir aceites solamente en crudo y como aderezo de ensaladas y verduras teniendo presente lo siguiente, cuantas más veces a la semana se ingiera pescado blanco  existen más posibilidades de reducir la grasa corporal total.

Finalmente se debe excluir la ingesta de alcohol porque tiene muchas calorías vacías y opta por zumos, ya que muchas variedades industriales tienen elevadas cantidades de azúcares que destrozan la dieta.

MÁS RECETAS PARA TI:

Dieta Paleolítica
Dieta para Quemar Grasa
Todo sobre la dieta de Montignac
Consejos para empezar una dieta vegana

Recetas Relacionadas

Comments