Dieta para adelgazar

Nutrición Cuerpo 10 2017-02-10 142

Una dieta muy popular recientemente es la denominada como dieta milagrosa, la cual tuvo su creación en 1988 en un centro asistencial, ubicado al oeste de los Estados Unidos, y que inicialmente fue dirigida a individuos con problemas del corazón y con varios kilos de sobrepeso, teniendo la necesidad de que sean ingresados para someterse a operaciones y poder curar esta dificultad.

Sin embargo con el avance de los años se ha incrementado su popularidad, siendo empleada por aquellos que disminuir esos gramos de más en poco tiempo y de manera rápida y segura.

Vale resaltar que la aplicación de este método se realiza durante un período que se extiende a una semana, y en el que el organismo pasa por una etapa de limpieza eliminando todo aquello que pueda causar daño.

Los alimentos durante el período mencionado se basa en la combinación de carnes, vegetales, frutas y sopa.

Interrogante clave

La respuesta a que contiene la “sopa milagrosa” se responde en incluir vegetales como repollo, y que además genera la saciedad en el cuerpo humano ayudando a la aceleración del metabolismo buscando perder peso con mayor facilidad. Pero claro en esta dieta no están incluidas las harinas grasas ni azúcares, por lo que el cuerpo se ve en la obligación de emplear las reservas energéticas en forma de grasa para conseguir el aporte que se necesita a diario.

Pero esta opción no es recomendable para cualquier persona, y de ninguna forma debe extenderse más de lo sugerido. Lo anterior no reúne los alimentos necesarios para poder estar en una condición física óptima.

Seguidamente de finalizada esta dieta lo ideal es iniciar un estilo de vida conveniente y mantener el peso equilibrado.

Restricciones

Vale mencionar que cualquier persona busca estar en una situación estable, aunque esta dieta está prohibida para quienes sufren problemas de insuficiencia renal o diabetes, y en este caso lo aconsejado es abstenerse de ejecutar esta práctica.

Ahora todo lo mencionado podría sonar sencillo, pero una muestra de un plan alimenticio de consumo tendría en el día uno la ingesta de frutas con alta cantidad de agua como patilla, melón y piña.

Para el día siguiente habría que ingerir vegetales con frescura, y que preferiblemente no tengan ningún tipo de cocción, sin embargo deben quedar a un lado los granos. Y en caso de que lo desees se pueden comer verduras cocidas sin olvidar el incremento de agua.

Para el tercer día se consumen frutas y vegetales sin tomar en cuenta las papas, bananas o plátanos. Durante el cuarto turno se deben consumir ocho bananas o plátanos más seis vasos de leche descremada.

Y en los dos días siguientes se deben consumir de dos a tres porciones de carnes cocidas o asadas junto con tomates, al igual que del tipo magro con vegetales verdes.

En el final resta el consumo de carbohidratos de tipo integral sumado a frutas y vegetales en modo líquido, aunque a esta última opción no debe agregarséle algún azúcar extra.

¿Peligros?

Atención si usted termina decidiéndose podría decir si existe un peligro, y su interrogante se respondería con un no, siempre y cuando no se exceda de los siete días recomendados.

Pero si hay efectos secundarios como que el nivel de energía bajará, el metabolismo tendrá una velocidad más lenta, bajara el nivel de concentración, pueden surgir mareos, se pasará mucha hambre y ansiedad aunque se perderá músculo y finalmente es probable que vuelva a ganar el mismo peso que perdió y más en las tres semanas siguientes porque no se ha educado la forma de nutrirse.

Finalmente para concluir la dieta de la llamada “sopa milagrosa” da buenos resultados ya que uno va eliminando pero no se hace de manera saludable,  ni se logra la pérdida de kilos de manera permanente.

Recetas Relacionadas

Comments