Dieta para diabéticos

Nutrición Cuerpo 10 2016-11-15 617

A la hora de hablar diabetes indudablemente nos referimos a una enfermedad producida por altos niveles de azúcares en la sangre, y básicamente se reproduce en el organismo debido a la falta de segregación de la insulina, y también por la resistencia que pueda prestar el cuerpo a dicha hórmona.

De esta forma un buen plan alimenticio tendría entre sus reglas el comer pequeñas porciones a lo largo del día, ingerir menos grasas, consumir una gran variedad de alimentos integrales, frutas y vegetales, además hay que prestar atención a cuando y cuanta cantidad de carbohidratos se ingiere.

También se deben limitar los productos con altos conetidos de azúcar, se debe disminuir el uso de sal, y de la misma hay que evitar la ingesta de alcohol.

Vale resaltar que el consumo de carbohidratos es clave, ya que estos sirven para proporcionar energía al cuerpo, y en base a esto no deben eliminarse. Sin embargo su ingesta debe ser moderada porque éstos aumentar el azúcar en la sangre y con mayor velocidad que otros rubros.

Hay que referir que los principales tipos de hidratos de carbono son azúcares, almidones y fibras, por lo que se debe aprender que productos están incluidos en esta variedad porque esto servirá para tener una mejor planificación de las comidas de manera que se puedan mantener en níveles estables el azúcar.

Además como otra parte esencial se debe manejar una gama amplia de alimentos que ayudarán a la persona a mantenerse saludable. En base a esto se deben incluir rubros de todos los grupos en cada comida del día.

Raciones adecuadas

Por una parte se deben incluir las verduras que pueden ser ingeridas con porciones de 2 y media a tres tazas por día refiriendo que éstas deben ser frescas o congeladas y no estar acompañadas de aderezos por aumentar los níveles de azúcar.

Sin embargo hay que ingerir por un lado las que tienen almidón incluyéndose las de color verde oscuro y amarillo profundo como el pepino, la espinaca, el brócoli, lechuga romana, repollo, acelga y pimientos o pimentones. Pero también no se deben descartar las que no poseen la sustancia mencionada anteriormente como maíz, arvejas, habas y zanahorias.

Además se debe tener en cuenta que la papa debe considerarse como un almidón puro como el pan y arroz blanco, en lugar de incluir dentro de las verduras.

De igual forma las frutas deben estar incluidas en este régimen alimenticio debiendo ingerirse de una y media a dos tazas por día. Y así se aceptan las de tipo fresco, enlatadas y congeladas (sin azúcar incorporada ni jarabe).

Para esto se puede optar por ingerir manzanas, bananas, cerezas, bayas, uvas, melón, naranjas, melocotones, peras, papaya o lechosa, piña y uvas pasas. También se deben consumir jugos con 100 % de frutas sin agregado de edulcorantes ni jarabes.

Aunado a esto no se pueden quedar por fuera los granos siendo ingeridos de dos a tres onzas por día, sin embargo hay que tener en cuenta que existen dos variedades, siendo uno de ellos los integrales sin procesar como harina de trigo entero, avena, harina de maíz, amaranto (súper cereal), cebada, arroz integral y silvestre, trigo negro y quinoa (súper cereal).

En la otra parte se encuentran los refinados que han sido molidos para eliminar el salvado y germen incluyendo la harina, pan y arroz blanco, además de harina de maíz desgerminado.

También figuran los alimentos proteicos (5 a 6 1/2 onzas por día) incluyendo en esta gama la carne, aves de corral, frijoles, guisantes, mariscos, huevos, nueces, semillas y productos de soya procesados, sin dejar de lado que la ingesta de pescados y aves se debe hacer con más frecuencia.

Finalmente se tiene que completar la variedad con productos lácteos (bajos en grasa) en base a tres tazas por día y los aceites y grasas (no más de siete cucharaditas por día)

Recetas Relacionadas

Comments