Dieta para Embarazadas

Nutrición Cuerpo 10 2016-11-26 61

Cuando una mujer está embarazada puede tener muchas interrogantes figurando en esta parte que comer, y esto representa una fase en la que comer de manera adecuada y saludable es esencial.

Una buena alimentación durante el proceso de gestación, dará el aporte necesario de energía a la embarazada y contribuirá a que el bebé pueda crecer y desarrollarse correctamente.

Ahora bien hay que tener claro que durante el embarazo la mujer tiene los llamados antojos, y a veces desea comer cualquier cosa, pero justamente es lo que se debe evitar para evitar alguna complicación, más que una ocasión muy precisa.

También ésta etapa funciona como la adecuada fase para adaptar hábitos alimenticios correctos si es que la persona en cuestión aún no los tiene.

En base a esto presentamos una variedad de alimentos combinados en una dieta elaborada por la experta nutricionista Cristina Abascal, y buscando además conseguir un equilibrio en la ingesta de todos los grupos de nutrientes.

Lo ideal es realizar cinco comidas al día; desayuno, una porción de comida a media mañana, almuerzo, merienda y cena.

Durante los primeros días del embarazo, el feto necesita de energía y los nutrientes adecuados para su desarrollo. Una mujer en proceso de gestación debe tomar en cuenta ciertas precauciones como evitar la ingesta de alcohol, tábaco y cáfe, además de llevar una alimentación con variedad y equilibrio, rica en acido fólico.

Para un desayuno se puede tener como opciones ingerir por día dos rebanadas de pan integral tostado acompañado de margarina y mermelada, y también se podría tener como posibilidad dos crepes con mermelada o azúcar, galletas digestivas o puñaditos de cereal integral.

A mitad de la mañana se puede consumir una barrita de cereales junto a una pieza de fruta, yogur descremado y una pieza de fruta o una porción de frutos secos como orejones de durazno.

Comida fundamental

El almuerzo es una ingesta clave y que no se debe tomar como insignificante manejando en la variedad posibilidades como lentejas combinado con un filete de ternera y fruta, además de una parrilla de verduras sumado a una pieza de pollo asado y yogur.

Igualmente en la variedad se pueden incluir también espinacas a la crema más trucha al horno con una pieza de fruta; espaguetis a la bognolesa con frutas; ensalada variada de vegetales (zanahoria, tomate, brotes de soja, maiz)  con un filete de pollo y un flan o quesillo, etc.

La merienda puede efectuarse con las porciones de lo ingerido a media mañana y en la cena tendría una variedad incluyendo salmón con verduras y una infusión; sopa de fideos y sardinas con tomate; revuelto de espárragos y camarones; caldo de verduras junto a un filete de merluza en salsa; bacalao con pimientos rojos y un sandwich de jamón y queso. Y al final de cada jornada se puede ingerir un vaso de yogur.

Por otro lado durante el segundo trimestre  entre las molestias más comunes la acidez estomacal.  Un alimento que puede ayudar a aliviar esta molestia es el plátano, por ello, a partir de la semana 14 del embarazo, se puede incorporar a diario en la dieta.

Además los almuerzos en esta etapa pueden incluir una mayor cantidad proteica como la combinación de un puré de papa con albondigas en salsa; o también una crema de verduras junto a unos medallones de pescado a la plancha; ensalada de pasta con atún; papas con queso al horno y buñuelos de bacalao.

Finalmente se debe precisar que para la última fase del embarazo no es importante no disminuir el consumo de frutas y verduras, ya que son alimentos esenciales por sus nutrientes y la fibra que contienen facilita el buen funcionamiento del organismo ayudando a prevenir el estreñimiento.

MÁS RECETAS PARA TI:

Dieta para Quemar Grasa
Dieta Hipercalórica
La dieta South Beach “best seller”
Canal de YouTube y nuevas categorías de cocina
Comments